La historia del “dreamer” Roberto Rivas, quien tuvo que vencer varias dificultades con su familia para salir adelante en este país y ha logrado éxito como entrenador de fútbol. Ahora espera que al terminar DACA pueda haber otra forma de legalizar su situación migratoria o de lo contrario tendrá que regresar con su familia a El Salvador.

A escasos doce días para terminar el plazo fijado por el gobierno de la que será la última re-inscripción al Estatus de Protección Temporal (TPS) para los salvadoreños residentes en Estados Unidos, las delegaciones consulares y organizaciones comunitarias aceleran el paso para que ninguna familia quede desprotegida y se unan en la lucha para conseguir el camino a la residencia permanente.

Como parte de los esfuerzos que hará este movimiento, que agrupa a funcionarios de la ciudad de Los Ángeles y a organizaciones comunitarias, los activistas buscarán que ninguno de los salvadoreños amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS) deje de aplicar a la última renovación disponible y que vence el próximo 19 de marzo

El obispo auxiliar de la Diócesis de Washington DC, Monseñor Mario Dorsonville, el religioso hispano de mayor rango en la jerarquía de la Iglesia Católica en el área de la capital estadounidense, asegura que el compromiso de la iglesia por la protección de los inmigrantes seguirá a pesar de las adversidades.

Impulsada por la Organización Hondureña Francisco Morazán en Miami, la movilización consistirá en una vigilia pacífica ante la Casa Blanca para “hacer fuerza” las semanas previas a la decisión de Trump sobre el destino de los 57.000 inmigrantes hondureños amparados por el TPS que viven en EE.UU.

La determinación de cancelar el TPS no solo tiene un impacto negativo para las familias inmigrantes, sino también para la economía del país. Una prueba de ello es la difícil situación que viven Flor Campos y su esposo, José Maldonado, residentes en Las Vegas, quienes hace 18 años dejaron El Salvador para buscar una mejor calidad de vida en Estados Unidos.

El incremento de solicitudes de re-inscripción de salvadoreños al Estatus de Protección Temporal TPS en la red consular de este país centroamericano en Estados Unidos es constante a menos de un mes de que se venza el plazo fijado por el gobierno del presidente Trump para la última prórroga, informaron representantes diplomáticos.

La decisión del presidente Donald Trump de terminar paulatinamente el Estatus de Protección Temporal (TPS) que beneficiaba a cerca de 300 mil personas, continúa afectando la vida de miles de familias, la mayoría de las cuales ha vivido en Estados Unidos durante 20 años con el objetivo de lograr una mejor calidad de vida, la cual les fue prácticamente imposible obtener en sus países de origen.

Los funcionarios, que no detallaron si llegaron a algún acuerdo concreto, se reunieron en la Casa Presidencial, con el objetivo de buscar “puntos en común para solucionar el problema al que están sometidos los 190.000 beneficiarios salvadoreños del TPS”, que vencen en septiembre de 2019

El ruido que imprime la Casa Blanca, el compromiso republicano de discutir la propuesta para los jóvenes “soñadores”, y la dispersión del Partido Demócrata para sacar un real compromiso antes de  asegurar votos por el presupuesto son algunas de las condiciones que dos dirigentes y activistas pro inmigrantes en Washington DC, ven como preocupantes  de cara a la revisión legislativa del Proyecto de Ley sobre los llamados “dreamers”.

La senadora por Nevada Catherine Cortez Masto se reunió con beneficiarios del Programa de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) que trabajan en el Senado y el Pentágono, bajo empresas contratistas. Expresaron los temores que sienten y los desafíos que enfrentan desde que llegaron a EEUU.

Centenares de miembros de la Alianza Nacional TPS, llegaron a Washington DC, para iniciar desde el lunes 5 de febrero una jornada de dos días de intensos cabildeos en oficinas de congresistas y senadores en quienes esperan despertar el compromiso de poner en la mesa de discusión una solución definitiva para los amparados con el Estatus de Protección Temporal.

El senador demócrata de Virginia, Tim Kaine, ex candidato a la vicepresidencia por su partido en 2016 y actual miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, ve factible que la propuesta bipartidista de la que es patrocinador para una regularización de los jóvenes amparados por DACA, prospere la próxima semana en un acuerdo del Senado y que llegue a votación en los próximos días.