El magnate neoyorquino dejó sentadas las bases de su política migratoria desde el día en el que anunció su candidatura a la Presidencia, en junio de 2015, al proponer levantar un “gran muro” en la frontera con México, país desde donde mandaban, en su opinión, “drogas, el crimen y los violadores”

A más de una semana desde que se conoció la culminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para cerca de 200 mil salvadoreños, con un plazo de 18 meses para hacer una transición, la noticia aún se digiere con dificultad entre millares de beneficiarios, quienes apesadumbrados buscan respuestas a inquietudes en diferentes círculos reforzados con la incertidumbre.

Los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) a los que el gobierno de Estados Unidos les dio un plazo prudencial para hacer una transición a otra forma de residencia legal, deben considerar todas las opciones bajo la ley y no tomar decisiones precipitadas que puedan afectar su estadía en un futuro, recomendó la abogada de inmigración, Kathia Pereira.

La fuente sostuvo en un boletín que cerca del 20 % de los salvadoreños que mandan remesas al país centroamericano tienen TPS y que sus envíos suman unos 600 millones de dólares al año, que equivalen el 10 % del total de estas divisas y el 2,2 % del producto interno bruto