Administración de Trump pone trabas migratorias para la reunificación familiar

El efecto deseado es reducir la inmigración legal, ya sea por la manipulación como es el caso del término “migración en cadena” o por medio de los cambios legales para la reunificación familiar, afirma analista política

La separación de familias es un hecho que afrontan miles de inmigrantes ante la política migratoria que impulsa el presidente Trump. Foto Cortesía stopseparatingfamilies.org/Archivo
Beatriz Limón / Inmigración.com

PHOENIX, AZ.- El término “Chain migration” (migración en cadena) ha sido manipulado durante la administración de Donald Trump como una forma de inmigración en “desbandada”, minimizando su verdadero proceso de inmigración legal como es la reunificación familiar, aseguró la analista política Carmen Cornejo.

“Trump pinta la ‘migración en cadena’ como un proceso fuera de control que permite a inmigrantes legales y ciudadanos traer a un número ilimitado de parientes fuera del país, cuando tenemos casos que duran décadas para poder emigrar a un familiar”, dijo a Inmigracion.com la también directora de Lacey Larkin Frontera Fund, fondo que apoya a los grupos que abogan por derechos civiles, humanos y de los inmigrantes.

Destacó que la reunificación familiar es inmigración legal, y se supone que está respaldada por los conservadores cuando señalan que están en contra de la inmigración ilegal.

“Están manipulando la información y haciendo de un término positivo algo negativo como lo es la reunificación familiar que de hecho es inmigración legal”, sostuvo. “En realidad vemos una práctica restrictiva, que desde el poder usa términos propicios para poner restricciones a lo legal”, comentó.

La analista política Carmen Cornejo considera que el término “migración en cadena” no tiene valor como concepto político o legal, pero está siendo utilizado para desinformar. Foto Cortesía Chicanos por la Causa

Explicó que la “migración en cadena” es un término que no tiene ningún valor como concepto político o legal, sin embargo, está siendo promovido por la actual administración con tendencia a desinformar a los ciudadanos más vulnerables.

“La administración Trump es muy agresiva, están haciendo redadas y separando familias, quieren restringir las posibilidades de quienes pueden de manera legal optar por la reunificación familiar”, detalló.

Cornejo informó que el gobierno de Donald Trump está haciendo cambios pequeños pero significativos en los procesos y manuales que resultan en estándares más estrictos destinados a frenar la inmigración legal.

Mencionó que la más reciente modificación en el Manual de Relaciones Exteriores (FAM) del Departamento de Estado (DOS) fue elevar los estándares en la definición de cargo público, y así aumentar los motivos de inadmisibilidad para los solicitantes de visas de inmigrantes y no inmigrantes.

”Ahora se va a hacer mayor escrutinio, en resumen la nueva política requiere que los oficiales examinen las aplicaciones en cada caso a discrecionalidad del agente, antes no existía este énfasis en el documento”, dijo.

Aclaró que esto significa que el Departamento de Estado (no el Departamento de Seguridad Nacional o cualquiera de sus agencias) está cambiando manuales de política pública para limitar la inmigración y está haciendo más difícil que los solicitantes de visas o sus patrocinadores demuestren que no serán un “cargo público” y que tienen suficiente apoyo económico privado para vivir en Estados Unidos.

“Es una de las formas en que tratan de acortar oportunidades para la inmigración legal, quieren limitar la reunificación familiar por medio del análisis de las condiciones económicas de los que viven en el país y los que buscan emigrar. Actualmente la administración de Trump está poniendo mucho énfasis en las personas que no usan servicios públicos, inclusive están pidiendo que se rechacen las solicitudes de petición familiar si se han usado recursos públicos, como estampillas para alimentos”, advirtió.

Señaló que todos estos nuevos requisitos significan que las solicitudes de visa pueden demorar más tiempo, más documentación podrá ser necesaria para ser procesadas y harán que algunas personas sean altamente vulnerables para que se les niegue una visa por posibilidad de ser carga pública como menores, personas mayores, amas de casa o esposos y otras personas que no puedan demostrar su educación y habilidades laborales.

Cornejo citó como ejemplo a las mujeres jóvenes que son amas de casa. “Si el esposo quiere traérsela legalmente y no cuenta con mucha capacidad económica y la esposa no tiene un trabajo en su país de origen, los pueden clasificar como inmigrantes que serán dependientes del estado.

Comentó que el efecto deseado por la administración de Trump es reducir la inmigración legal, ya sea por la manipulación de la información, como es el caso de la “migración en cadena” o por medio de los cambios legales en el término de reunificación familiar.

“Están argumentando que ahora quieren traer personas al país con habilidades laborales, quieren cambiar el sistema migratorio como en Canadá, quieren eliminar el enfoque de reunificación familiar, por un enfoque de habilidades de trabajo”, concluyó.