El cónsul de México en McAllen, Eduardo Bernal, confirmó la decisión del Gobierno de México de apoyar a los ‘soñadores’ de origen mexicano que no cuenten con recursos económicos para renovar su inscripción en el programa de Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA), proporcionándoles los $495 dólares que se requieren para pagar el trámite.

El magnate neoyorquino dejó sentadas las bases de su política migratoria desde el día en el que anunció su candidatura a la Presidencia, en junio de 2015, al proponer levantar un “gran muro” en la frontera con México, país desde donde mandaban, en su opinión, “drogas, el crimen y los violadores”

La abogada de inmigración Dulce Miriam García, dreamer mexicana, espera que, si el congreso falla en apoyar a los 800 mil jóvenes soñadores, una demanda que ella le interpuso al presidente Donald Trump impida que la administración desmantele el programa de Acción Diferida para quienes Llegaron en la Infancia, DACA.

Los legisladores del sur de Texas José “Chuy” Hinojosa, (senador estatal) y el congresista federal Henry Cuéllar, hicieron un llamado a quienes se encuentran bajo la protección del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA, para que cuanto antes soliciten su re-inscripción en el programa.

Las negociaciones sobre el acuerdo migratorio, que pretenden dar una solución permanente a los más de 800.000 jóvenes que perderán su protección ante la deportación que les ofrece el programa de Acción Diferida (DACA), al que ha puesto fin el presidente de EE.UU., Donald Trump, están estrechamente ligadas a los fondos federales que deben aprobarse antes del viernes para no incurrir en un cierre parcial del Gobierno