Prestigiosas universidades apoyan una moción para evitar el cierre de DACA

En la moción, el fiscal general de California, Xavier Becerra, pidió a un tribunal federal que bloqueara la cancelación de DACA por parte del Gobierno durante la tramitación del juicio

DACA fue creado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama, para proteger de la deportación a unos 800.000 jóvenes que llegaron al país siendo niños junto con sus padres indocumentados. Foto EFE/Archivo
EFE

MIAMI, FL.- Dieciocho universidades presentaron hoy un escrito como “amicus curiae” (amigo de la corte) a una moción que busca evitar la cancelación del amparo migratorio Acción Diferida (DACA) que protege a miles de jóvenes indocumentados anunciado por el presidente Donald Trump en septiembre pasado.

Prestigiosas universidades como el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Yale, Columbia, Stanford, Harvard, Princeton y Brown se sumaron a este escrito de apoyo a una moción presentada este miércoles por la Universidad de California y los fiscales generales de California, Maine, Maryland y Minesota, entre otros.

En la moción, el fiscal general de California, Xavier Becerra, pidió a un tribunal federal que bloqueara la cancelación de DACA por parte del Gobierno durante la tramitación del juicio.

El 20 de diciembre está programada una audiencia en la corte sobre la propuesta de los fiscales de los tres estados y la Universidad de California para lograr una medida cautelar preliminar.

Trump anunció la derogación del programa DACA el pasado septiembre, aunque la medida no entrará en vigor de manera definitiva hasta marzo de 2018, periodo en el que el presidente espera que el Congreso apruebe una ley que dé un estatus migratorio permanente a estos jóvenes, conocidos como “soñadores”.

Sin embargo, el Congreso, el único con poder para cambiar el sistema migratorio, se encuentra actualmente dividido entre los demócratas, unidos para regularizar la situación de los “soñadores”, y la mayoría de los republicanos, que condicionan su ayuda a la obtención de fondos para reforzar la seguridad en la frontera.

El apoyo judicial de las universidades expone los efectos que supone la derogación de DACA, creado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama, para proteger de la deportación a unos 800.000 jóvenes que llegaron al país siendo niños junto con sus padres indocumentados.

Las consecuencias de esta decisión por parte de la Administración Trump afectarían, según el documento, a sus “estudiantes protegidos y a los recién graduados”, ya que su estatus legal depende del plan migratorio.

En el “amicus curiae”, figura jurídica que permite a actores ajenos a un juicio o proceso ofrecer razonamientos jurídicos vinculados con los hechos de un caso, las entidades aseguran que también la supresión del programa tendría un impacto en la capacidad de las instituciones para atraer a los “estudiantes más talentosos”.

“Los estudiantes son algunos de los jóvenes más dotados y motivados del mundo, sin embargo, con la derogación de DACA, muchos de ellos corren el riesgo de no poder obtener la educación completa para la que han estado trabajando desde que llegaron a EEUU siendo niños”, asegura el documento.

Rescindir DACA supondría además, una “pérdida” para el país, ya se desperdiciaría una “tremenda inversión nacional”.

“Creo que como nación les debemos equidad y seguridad”, aseguró el presidente de MIT, L. Rafael Reif, en un comunicado.