Muere agente fronterizo en Texas tras aparente ataque

“Buscaremos a los responsables y los llevaremos ante la justicia”, presidente estadounidense, Donald Trump

Foto Patrulla Fronteriza/ Archivo
Prensa Asociada

VAN HORN, TX.- Las autoridades buscan el lunes en el oeste de Texas a los responsables de un aparente ataque que hirió fatalmente a un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, CBP por sus siglas en inglés, y dejó a otro elemento herido.

El portavoz de la agencia migratoria, Douglas Mosier, informó que el agente Rogelio Martínez, de 36 años, y su compañero fueron trasladados a un hospital, donde el primero falleció. El compañero de Martínez, cuyo nombre no fue dado a conocer, se encuentra grave.

El presidente Donald Trump tuiteó el domingo: “Buscaremos a los responsables y los llevaremos ante la justicia”. Trump también reiteró su llamado a construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

El gobernador de Texas Greg Abbott y el senador republicano Ted Cruz dijeron que el incidente fue un ataque.

“Estamos agradecidos por el valor y sacrificio de nuestros agentes que han dedicado sus vidas para resguardar nuestra seguridad”, dijo Cruz en un comunicado.

En una carta enviada a agentes fronterizos, el comisionado interino de la CBP dijo que Martínez estaba inconsciente cuando agentes lo encontraron y que presentaba “varias heridas” en la cabeza y el cuerpo.

Jeanette Harper, portavoz del FBI en la oficina de El Paso, solo dijo al diario San Antonio Express-News que a Martínez y su compañero “no les dispararon”. El FBI se ha hecho cargo de la investigación.

Según expedientes de la Patrulla Fronteriza, la zona de Big Bend, que incluye la región donde ocurrió el ataque del domingo, representó alrededor de 1% de las más de 61.000 detenciones efectuadas a lo largo de la frontera suroeste de octubre de 2016 a mayo de 2017. Las montañas de la región dificultan el cruce fronterizo ilegal a los migrantes provenientes de México y otros países.

De acuerdo con la página web de la Patrulla Fronteriza, 38 agentes, excluyendo a Martínez, han muerto desde finales de 2003, algunos atacados durante sus jornadas laborales en la frontera y otros en accidentes viales. Martínez es el segundo agente que muere este año.