México confirma rescate de 22 migrantes secuestrados en el estado de Chiapas

Los 22 migrantes que fueron rescatados, junto con otro que había escapado, "permanecían en condiciones infrahumanas" en domicilios de las comunidades de Saclamantón y Santiago del Pinar, municipio de Chamula, precisó la Secretaría de Gobernación en un reporte de prensa

Personal del Instituto Nacional de Migración de México conduce a un grupo de inmigrantes interceptados en febrero de 2018, en Tamaulipas (México). Las autoridades mexicanas rescataron a un total de 301 migrantes centroamericanos que eran transportados en precarias condiciones en los estados de Tamaulipas y Veracruz. Otro grupo de 22 fue rescatado en condiciones deplorables de salud en Chiapas, el 25 de agosto. Foto Archivo EFE/José Martínez
EFE

CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO.- Las autoridades mexicanas rescataron a 22 migrantes secuestrados en el suroriental estado de Chiapas y decomisaron 400 kilos de cocaína durante el operativo, informó la Secretaría de Gobernación de México.

Los 22 migrantes que fueron rescatados, junto con otro que había escapado, “permanecían en condiciones infrahumanas” en domicilios de las comunidades de Saclamantón y Santiago del Pinar, municipio de Chamula, precisó la Secretaría de Gobernación en un reporte de prensa.

En el grupo de migrantes hay once ciudadanos guatemaltecos, seis hondureños y seis salvadoreños, todos ellos con signos de desnutrición y algunos con cuadros de enfermedades de las vías respiratorias, precisó.

En uno de los domicilios revisados por los agentes federales y del estado de Chiapas fueron asegurados “casi 400 kilos de lo que se presume como cocaína en corte”, precisó el ministerio mexicano.

Confirmó que tras una denuncia pública y encontrar al migrante que había escapado, las autoridades lograron ubicaron las casas y tras obtener las órdenes judiciales correspondientes, lanzaron el operativo de rescate.

En el domicilio de Saclamantón fueron rescatados 22 migrantes, ocho hombres, seis mujeres y ocho menores de edad, entre los que estaban un niño de cinco y una niña de tres años.

Los sujetos que vigilaban a los migrantes fueron detenidos sin haber hecho un solo disparo.

En su declaración a la policía, los migrantes narraron que los traficantes de personas, llamados “polleros”, ofrecieron ayudarlos en su intención de viajar a Estados Unidos, pero cambiaron la ruta y los encerraron para pedir rescate a sus familias en sus países de origen.

Todos los migrantes serán puestos bajo el cuidado del Instituto Nacional de Migración para tener acceso a la comunicación con sus consulados y otorgarles una visa humanitaria por haber sido víctimas de un delito, subrayó el ministerio mexicano.