El 32 % de los detenidos en la frontera de EE.UU. en mayo afrontó cargos criminales

Los números de los casos criminales de mayo constituyen un aumento del 11,1 % respecto a los datos de abril, y el 44,7 % de las cifras de marzo, tal como señala TRAC

Aunque las cifras continúan en aumento desde que el fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, anunciara en abril su política de "tolerancia cero" contra la inmigración ilegal, el análisis de TRAC refleja que tan solo una tercera parte de los casos acabó en cortes federales. Foto EFE/Archivo
EFE

MIAMI, FL.- El 32 % de personas detenidas por cruzar la frontera ilegalmente desde México a EE.UU. en mayo afrontó cargos criminales, una proporción reducida respecto al total de personas arrestadas y cuyo destino fue a discreción de la Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés), según un estudio difundido hoy.

Según datos del TRAC (Transactional Records Access Clearinghouse), el centro de análisis de la Universidad de Syracuse, en Nueva York, los casos de enjuiciamiento criminal fueron 9.216 respecto a los 24.465 arrestos de adultos que cruzaron la frontera sin niños, es decir el 32 %.

Los números de los casos criminales de mayo constituyen un aumento del 11,1 % respecto a los datos de abril, y el 44,7 % de las cifras de marzo, tal como señala TRAC.

Aunque las cifras continúan en aumento desde que el fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, anunciara en abril su política de “tolerancia cero” contra la inmigración ilegal, el análisis de TRAC refleja que tan solo una tercera parte de los casos acabó en cortes federales.

De este modo, según el estudio, la “tolerancia cero” no ha eliminado como práctica entre los agentes la discreción procesal, es decir la potestad de los miembros de la Patrulla Fronteriza (CBP) de decidir qué individuos entre los arrestados serán juzgados criminalmente.

Asimismo, los cargos criminales crecieron en algunas zonas de la frontera suroeste, mientras que en otras no se registró dicho aumento.

Aumentaron en el Distrito Sur de California y en el de Texas, donde el número de arrestos con causas criminales se dobló respecto al mes de abril, y fue McAllen la ciudad donde se produjeron más retenciones (2.079).

En la imagen un hombre observa hacia Estados Unidos a través del muro desde el lado mexicano. Foto Tomas Castelazo/Archivo

Por contra, disminuyeron en el Distrito Oeste de Texas, donde el mes anterior se registró el mayor número de arrestos, en Arizona y en Nuevo México, aunque levemente.

En junio pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza aseguró que los indocumentados que lleguen con niños a través de la frontera no serían transportados a las cortes federales, aunque sí serían enjuiciados por la vía criminal el resto de inmigrantes que viajasen sin niños.

La Administración de Donald Trump modificaba así la estrategia de la separación familiar por la de retención indefinida de las familias en centros de detención, con el fin de disuadir la llegada de inmigrantes en la frontera.

No obstante, un análisis dado a conocer hoy del Centro Para el Progreso Estadounidense (CAP, en inglés) que se basa en memos internos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) refleja que en el pasado que ni la separación familiar ni la detención de unidades familiares ha reducido la llegada de inmigrantes en la frontera.

De acuerdo con esta institución, en julio de 2014 la Administración del entonces presidente Barack Obama (2009-2017) transformó varios centros federales de “detención civil” en lugares de “detención familiar” para atajar la oleada de menores no acompañados que llegaron a la frontera sur procedentes de países centroamericanos.

El análisis de CAP refleja que la llegada de familias a partir de julio de 2014 aumentó y “no hubo una disminución estadísticamente significativa en las aprehensiones de familias en la frontera”.

CAP recuerda además que tal como señalan informes del diario The New York Times la actual Administración de Donald Trump empezó en julio de 2017 una política contra la inmigración ilegal que incluía la separación de familias.

Sin embargo, las cifras mensuales de arrestos de la Patrulla Fronteriza demuestran que las detenciones de familias en la frontera suroeste “no se redujeron como resultado de la separación familiar”.

“La administración de Trump se centró en la separación familiar y en la detención potencialmente indefinida. Ambas políticas, sin embargo, han demostrado ser elementos disuasivos ineficaces”, señala CAP.