LOS ÁNGELES.- Más de diez mil inmigrantes indocumentados, padres de niños nacidos en Estados Unidos, son detenidos cada año en California por las autoridades de inmigración y la cifra podría aumentar drásticamente bajo las nuevas prioridades de la Administración Trump, advirtió un informe de Human Rights Watch (HRW)

Los arrestos hechos por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) aumentaron el 36 por ciento en los tres primeros meses de mandato del presidente Donald Trump, una cifra que seguirá incrementándose según advirtieron el viernes 12 de mayo organizaciones defensoras de los inmigrantes