LOS ÁNGELES.- Más de diez mil inmigrantes indocumentados, padres de niños nacidos en Estados Unidos, son detenidos cada año en California por las autoridades de inmigración y la cifra podría aumentar drásticamente bajo las nuevas prioridades de la Administración Trump, advirtió un informe de Human Rights Watch (HRW)