Los operativos de ICE son cada vez más frecuentes y rudos al momento de buscar a una persona indocumentada en una casa de familia o lugar de trabajo con fines de arresto. Su obligación, por ley, es mostrar una orden de arresto firmada por un juez, para obtener el permiso de entrar a una propiedad privada, pero eso no es suficiente para ciertos oficiales de inmigración que han cambiado esta norma por la violencia

El gobierno del presidente Donald Trump continúa su arremetida contra los inmigrantes no sólo indocumentados sino también legales, tratando de endurecer leyes de inmigración como la que castigaría a los residentes que reciben beneficios como devoluciones de impuestos, programas de salud y alimentación, considerándolos “carga pública”

Agrupaciones religiosas y activistas están entrenando a cientos de voluntarios en todo el país para que sean parte de una Red de Respuesta Rápida, capaz de movilizarse con velocidad y enviar gente que documente los arrestos de inmigrantes, les ayuden a conseguir asesoría legal y los apoyen a ellos y a sus familias a hacer frente a los procesos judiciales

Al menos 40 trabajadores de la empresa de productos cítricos Bee Sweet Citrus , en Fowler dejaron sus puestos luego que agentes federales de inmigración acudieron a verificar los registros de empleados en busca de personas que no tienen permiso legal para trabajar en Estados Unidos, reportó Fresno Bee