En enero de 2018 entra en rigor el Real ID Act, el cual obliga a viajeros en Estados Unidos a usar una licencia de conducción con las nuevas medidas de seguridad que el gobierno impartió. Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) trasladó la fecha límite al 11 de octubre de 2018 para los estados que aún están incumplimiento las nuevas normas.