El cónsul de México en McAllen, Eduardo Bernal, confirmó la decisión del Gobierno de México de apoyar a los ‘soñadores’ de origen mexicano que no cuenten con recursos económicos para renovar su inscripción en el programa de Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA), proporcionándoles los $495 dólares que se requieren para pagar el trámite.

La abogada de inmigración Dulce Miriam García, dreamer mexicana, espera que, si el congreso falla en apoyar a los 800 mil jóvenes soñadores, una demanda que ella le interpuso al presidente Donald Trump impida que la administración desmantele el programa de Acción Diferida para quienes Llegaron en la Infancia, DACA.

Los legisladores del sur de Texas José “Chuy” Hinojosa, (senador estatal) y el congresista federal Henry Cuéllar, hicieron un llamado a quienes se encuentran bajo la protección del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA, para que cuanto antes soliciten su re-inscripción en el programa.