El endurecimiento de las políticas migratorias de Estados Unidos provoca que muchas personas que huyen de la violencia de Honduras, Guatemala y El Salvador se acaben quedando en México, donde están “expuestos a bandas criminales que los explotan y victimizan de forma sistemática”

Con el fin de establecer un nuevo frente a la delincuencia internacional, sobre todo la que opera en la frontera de México y Estados Unidos, el Gobierno de Tamaulipas y de agencias de seguridad en el corredor fronterizo del sur de Texas, pusieron en marcha el programa denominado “Campaña de seguridad y prosperidad”, que busca la participación de las comunidades de ambos lados de la frontera en la lucha contra acciones criminales para que aporten datos o hagan denuncias que contribuyan a frenar o prevenir acciones criminales.