Supremacista de San Diego entregó a un inmigrante ante ICE

Un grupo de personas protestó ante la oficina de fianzas Watkins en el centro de San Diego debido a que el copropietario le ofreció el empleo a McAdams, reconocido supremacista, quien detuvo arbitrariamente a un indocumentado y lo transmitió en vivo por Facebook

Ryan McAdams, identificado como "muchacho orgulloso", un grupo supremacista blanco, detuvo y entregó a inmigración a un joven indocumentado en una oficina de fianzas en el centro de San Diego. Foto Inmigración.com / Manuel Ocaño
Manuel Ocaño / Inmigración.com

SAN DIEGO, CA.-  Un conocido activista de derecha de San Diego asumió un trabajo como cazador de recompensas de una empresa de fianzas y en su primer trabajo detuvo a un indocumentado con transmisión en vivo por Facebook mientras lo llevaba esposado a una cárcel donde sabía que lo detendrían oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

“California y San Diego son santuario pero no hay nada que pueda impedir a una oficina de fianzas (hacer lo que hizo)”, dijo durante el video en vivo el activista Ryan McAdams, conocido por su agresividad. El sujeto fue filmado por Inmigración.com hace unas semanas en un pleito contra jóvenes latinos en Otay Mesa.

El cazador de recompensas, que se auto-identifica como “muchacho orgulloso”, un grupo de derecha, declaró que subió el video a redes sociales porque quería informar al público. Aunque negó que filmaba porque el joven no identificado que detuvo era indocumentado, varios de sus comentarios sí hicieron referencia a la condición migratoria del arrestado.

“California y San Diego son santuario pero si los detienen para exigir fianza, son entregados”, dijo McAdams.

En el video, el joven insistía en pedir que no lo llevaran a la cárcel del condado en el centro de San Diego, que se encuentra junto a una oficina del ICE.

McAdams dijo que fue la familia del propio joven quien lo denunció, pues tiene cargos por conducir bajo efectos de bebidas alcohólicas y si no se presentaba ante una corte, donde ICE pudiera detenerlo, los agentes de migración irían a buscarlo a su casa y de paso podrían arrestar a otros miembros de la familia.

Pero la identidad del joven detenido no ha sido revelada hasta ahora, por lo que tampoco es posible consultar con su familia. En el video, el detenido parecía reprochar a alguien que conoce “por qué hacen esto, no es cierto, pregunten”.

Un grupo de personas protestó ante la oficina de fianzas en el centro de San Diego. El copropietario del negocio y quien ofreció el empleo a McAdams, Gerald Watkins, dijo “no me siento satisfecho con (la transmisión de) el video en vivo, pero esa fue decisión de un ciudadano”.

Alexis del Castillo, uno de los que protestó, dijo que “no es justo que la empresa de fianzas contrate a una persona violenta que tiene antecedentes criminales por golpear a su propia familia, para detener inmigrantes”.

En efecto, el grupo divulgó referencias que indican que McAdams ha agredido a su esposa y según otro manifestante, William Johnson, también habría violentado a sus hijos.

Castillo explicó que la empresa de fianzas se ha negado a identificar a la persona que, según ellos, ofreció cinco mil dólares por la detención y entrega del inmigrante, pero el grupo desmintió que los familiares del detenido hayan pagado por su captura.

Del Castillo advirtió por su parte que si McAdams tiene antecedentes delictivos, por violencia conyugal, no puede ser un cazador de recompensas.

Johnson agregó que para ese empleo necesita una licencia del estado de California que requiere de varios meses de revisión de antecedentes y que es negada a quienes tienen record criminal.

Otros manifestantes calificaron como denigrante que McAdams transmitiera en vivo el video a sus seguidores de derecha mientras el migrante suplicaba que lo dejaran libre y aseguraba que no planeaba irse del país.

Durante la protesta frente a la oficina de fianzas la policía de San Diego mantuvo a unos oficiales cerca pero sin intervenir, mientras uno de sus detectives en ropas de civil pero identificado permaneció a solo unos pasos.

La protesta concluyó sin incidentes.

Hasta este lunes ni ICE, ni la empresa de fianzas han identificado al joven detenido y entregado. El alguacil de San Diego, encargado de revisar los antecedentes y la solicitud de McAdams, tampoco informó sobre esos datos.