Operativos de ICE en empresas de California obligan a inmigrantes a abandonar sus trabajos

“Una mujer que trabajó para mí durante casi 20 años se acercó, me dio un abrazo y me dijo que tenía que irse; no podía arriesgarse. Me emocioné porque esto es algo muy difícil para las familias”, presidente de Bee Sweet Citrus, Jim Marderosian

En las auditorías patronales, ICE entrega al empleador un aviso 72 horas antes de presentarse a verificar los registros de los trabajadores, conocidos como formularios I-9, el cual se utiliza para verificar la identidad y autorización legal del empleado. Foto ICE/Archivo
Mundo Hispánico

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) continúa realizando múltiples operativos por todo California, lo que ha obligado a decenas de inmigrantes a abandonar sus puestos de trabajo, informaron medios locales.

Al menos 40 trabajadores de la empresa de productos cítricos Bee Sweet Citrus, en Fowler dejaron sus puestos luego que agentes federales de inmigración acudieron a verificar los registros de empleados en busca de personas que no tienen permiso legal para trabajar en Estados Unidos, reportó Fresno Bee.

Jim Marderosian, presidente de Bee Sweet Citrus, dijo que sus trabajadores sabían que los agentes de ICE vendrían y que por eso algunos abandonarían el empleo. “Una mujer que trabajó para mí durante casi 20 años se acercó, me dio un abrazo y me dijo que tenía que irse; no podía arriesgarse. Me emocioné porque esto es algo muy difícil para las familias”, relató Marderosian al diario.

Leticia Valencia, una organizadora comunitaria con Faith in the Valley, dijo que las visitas de ICE a las empresas tienen a muchos trabajadores indocumentados preocupados. “La gente no quiere ir a trabajar porque temen que muchos no vuelvan a casa con sus familias”, explicó Valencia.

James Schwab, portavoz de ICE, aseguró que ese tipo de operativos no son nuevos y que es una prioridad de la agencia garantizar que los empleadores cumplan con la ley y no contraten a inmigrantes indocumentados; sin embargo, estas visitas de ICE, conocidas como auditorías patronales, se suman a las redadas que la agencia federal ha realizado en semanas recientes, en lo que parece un claro desafío a la ley de “estado santuario” de California.

Thomas Homan, director interino de ICE, advirtió que la agencia iba “aumentar significativamente” su presencia en el estado, apenas tres días después que entró en vigor la Ley de Valores de California, conocida también como SB 54, promovida por el gobernador Jerry Brown, según la cual las policías estatales y locales no pueden emplear personal o fondos para detener o interrogar a personas respecto a su estatus migratorio, ni cooperar con las autoridades federales de inmigración.

En las auditorías patronales, ICE entrega al empleador un aviso 72 horas antes de presentarse a verificar los registros de los trabajadores, conocidos como formularios I-9, el cual se utiliza para verificar la identidad y autorización legal del empleado.

“¿Qué bien hace que estos trabajadores pierdan sus empleos?”, cuestionó Marderosian. “Tendrán que buscar trabajo en algún lado. De una forma u otra, tendrán que alimentar a sus familias”.

mundohispanico.com