El desdén con el que el actual gobierno de Estados Unidos ha tratado a México y a los inmigrantes mexicanos, sin que del otro lado hubiese habido una respuesta a la altura de las circunstancias durante el anterior régimen —en todo caso sumisión confundida con “diplomacia”— marcó una nueva etapa en la de por sí difícil e histórica relación bilateral.

El futuro presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara Baja de EE.UU., el demócrata Adam Smith, descartó hoy que el Ejército vaya a construir el muro en la frontera con México, pese a que el presidente Donald Trump ha abogado por esta opción en caso de no conseguir los fondos necesarios en el Congreso.