Termina plazo de re-inscripción del TPS para Honduras y Nicaragua

Hondureños y nicaragüenses tienen hasta este martes 13 de febrero para re-inscribirse al TPS; el primer grupo tiene una prórroga de seis meses a su estatus legal, el segundo concurrió a la última re-inscripción y se encamina a un limbo migratorio

La comunidad salvadoreña amparada bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS), en Estados Unidos recibió del gobierno una extensión de sus permisos de trabajo que tenían inicialmente caducidad hasta el 5 de septiembre de 2018, hasta el 4 de marzo de 2019, debido a los retrasos en la expedición de estas tarjetas. Los 'tepesianos' esperan una solución permanente a su estatus migratorio por la vía legislativa. Foto Archivo Inmigración.com / Tomas Guevara
Tomas Guevara / Inmigración.com  

WASHINGTON.- Los más de 57 mil hondureños y 2 mil 550 nicaragüenses tienen hasta la noche de este martes 13 de febrero para asegurar la re-inscripción al Estatus de Protección Temporal, TPS, por sus siglas en inglés.

La comunidad hondureña cierra la jornada de re-inscripción con la esperanza de conseguir una nueva prórroga,  antes de la fecha de vencimiento del actual que caduca el 5 de julio de este año.

Por su parte los nicaragüenses amparados al beneficio migratorio desde el año 1999 se encaminan a un limbo migratorio al concluir en un año el plazo que autorizó el Departamento de Seguridad Nacional, DHS, al cancelarle el estatus legal.

Hondureños y nicaragüenses tienen hasta este martes 13 de febrero para completar las formas de re-inscripción al TPS y enviar los paquetes al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, USCIS, para garantizar su estatus legal en Estados Unidos. Foto Inmigración.com / Tomas Guevara

El hondureño José Alemán quien concurrió a la reinscripción luego de darse el anuncio en diciembre pasado, comentó que a pesar de tener aún vigente su estatus migratorio con el TPS tiene mucha incertidumbre sobre su futuro en Estados Unidos.

Este hondureño trabaja como propietario de una empresa de construcción en el Área Metropolitana de Washington y le preocupa además que entre sus trabajadores hay varios de sus compatriotas además de un nutrido grupo de salvadoreños.

Inmigración.com solicitó al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, USCIS, el dato preliminar de cuantos hondureños y nicaragüenses ya han asegurado su estatus legal para este período. Sin embargo,  la portavoz de la agencia para la prensa hispana, Joanne Ferreira, comentó que el dato no está disponible, y que la información detallada solo puede obtenerse bajo un pedido especial de Acceso a la Información Pública.

Nelson Zavaleta con su oficina de servicios en Alexandria, Virginia, en cuya sede se ofrece el servicio de reinscripción al TPS, comentó que durante el periodo de 60 días -que concluye este martes-  su negocio ha afianzado el proceso de manera exitosa a la mayoría de una cartera de clientes hondureños con los que han trabajado desde hace más de 12 años.

“De nuestros clientes, la gran mayoría a la que le servimos a realizar el trámite ya lo han hecho; como este año la re-inscripción ha coincidido con la época de impuestos, muchos de nuestros clientes hondureños han aprovechado para hacer de una vez los dos procesos”, comentó.

Mientras los hondureños y nicaragüenses llegan al final del proceso de re-inscripción los cerca de 200 mil salvadoreños amparados bajo el TPS también avanzan en la re-inscripción.

Conocimos que hasta el fin de semana pasado, los 16 consulados salvadoreños dispersos en Estados Unidos más la embajada de El Salvador en Washington habían reinscrito a más de 21 mil 650 salvadoreños, desde que se inició el proceso el 18 de enero pasado. El plazo vence el 19 de marzo.

El Salvadoreño Israel Díaz Melgar acudió el fin de semana desde su domicilio en Bladensburg, Maryland, al Consulado General de El Salvador en Silver Spring, para realizar el proceso que le permita trabajar de manera legal Estados Unidos hasta el 9 de septiembre de 2019.

“Siempre trato de hacerlo al principio, en las primeras semanas, cuando comienza y nunca he tenido problemas, siempre me llega bastante rápido la carta de recibido y poco después llega la tarjeta”, comentó Díaz quien trabaja en construcción.

Sin embargo, este año al tratarse de la última reinscripción para la comunidad salvadoreña que goza del TPS desde el año 2001, este centroamericano mira con incertidumbre el futuro inmediato al terminarse su estatus legal.

“Aquí solo queda esperar, a ver que deciden al final, porque creo que nuestro margen de maniobra es muy limitado para lo que puedan decidir los políticos”, comentó.

La cónsul general de El Salvador en Silver Spring, Ena Peña, reconoció que durante las jornadas de reinscripción durante la semana, el mayor movimiento se concentra en las primeras horas de la mañana, y los días sábados han experimentado picos de demanda de hasta 300 solicitantes, que llegan durante el servicio extraordinario de 8 de la mañana a 2 de la tarde.

La administración de Donald Trump, a través del DHS, canceló el TPS para Haití, Nicaragua y El Salvador y ha mantenido un periodo de seis meses para Honduras, mientras se toma una decisión final.