Crece solidaridad por TPS entre beneficiarios salvadoreños

A más de una semana del anuncio de culminación del TPS para cerca de 200 mil salvadoreños la solidaridad y participación en grupos de base se ha incrementado. Un grupo en Nueva York muestra el momento y los retos por delante. Este jueves harán cabildeos en Washington DC para agilizar medidas a su favor

Los lugares de reunión comunitaria son aprovechados por los salvadoreños amparados por el TPS, cuyo estatus vence en 18 meses. En grupo buscan alternativas de solución permanente a su situación migratoria en EE.UU. Foto Inmigración.com / Tomas Guevara
Tomás Guevara / Inmigración.com

NUEVA YORK.- A más de una semana desde que se conoció la culminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para cerca de 200 mil salvadoreños, con un plazo de 18 meses para hacer una transición, la noticia aún se digiere con dificultad entre millares de beneficiarios, quienes apesadumbrados buscan respuestas a inquietudes en diferentes círculos reforzados con la incertidumbre.

Cecilia Martínez que lidera el grupo de Comité Pro-Residencia con el TPS en Long Island, Nueva York, explica que antes de conocerse el resultado para los salvadoreños, convencer a los beneficiarios para apoyar grupos de gestión en defensa del estatus legal era más que complicado.

“Yo creo que la decisión sacudió a mucha  gente que no creía ni se interesaba porque daban por sentado que todo iba salir bien”, dijo la activista. “Hoy andan buscando y preguntando cómo se puede salvar el beneficio; en las reuniones ha aumentado la participación”, comenta Cecilia, cuyo comité es uno de los más activos en esa zona de la costa este donde se calcula que residen unos 26 mil beneficiarios del TPS.

A ello se suma también la cooperación para trabajar en equipos y hasta apoyar en los gastos que demanda cada actividad, una práctica que hasta antes de la noticia era muy complicado para los grupos de base creados por beneficiarios.

El salvadoreño Omar Salinas, quien residen en esa zona del Área Metropolitana de Nueva York, considera que se debe aprovechar al máximo el momento, y capitalizar el interés nacional en el tema, no solo por la comunidad hispana y los salvadoreños en particular, sino con la amplia cobertura que está haciendo la prensa de habla inglesa.

“Lo importante es mantener la unión que se ha creado y asegurar que podamos participar en las actividades donde la presencia es clave”, comenta en una reunión del equipo gestor.

La comunidad salvadoreña en Nueva York ha estrechado su solidaridad después del anuncio del gobierno de terminar el TPS en 18 meses. Ahora realizan reuniones en las que buscan alternativas de solución definitiva a su situación migratoria. Foto Inmigración.com / Tomas Guevara

El grupo se prepara para viajar a Washington DC, donde tienen previsto visitar oficinas de congresistas y senadores para reforzar el interés de otros grupos de solidaridad que se han multiplicado a nivel nacional.

El enfoque ahora es trabajar más de la mano no solo con las organizaciones que venían trabajando en el proceso a nivel federal y local, sino con nuevos actores que pueden darle un dinamismo diferente, como empresarios y grupos de profesionales, reconoce.

Pero también creen que es importante tener mesura en todo este ambiente de solidaridad para evitar que las personas sean víctimas de estafadores.

“Este momento es también delicado, porque hay mucha especulación y gente que puede aprovechar ese momento para sacarle provecho personal”, advierte Cecilia. “Mi recomendación es que pregunten a varios abogados, antes de dejarse convencer por una oferta que les hagan”.

En el Área Metropolitana de Washington donde también hay una fuerte presencia de salvadoreños beneficiarios del TPS, que residen en los estados de Maryland, Virginia y el Distrito de Columbia, el interés por los foros se ha incrementado.

Grupos como CARECEN, Casa de Maryland, y otras organizaciones del área de la capital mantienen los motores a todo vapor para atender las consultas sobre el proceso, aunque recomiendan prudencia y estar atentos al anuncio que deberá hacerse en el Registro Federal para que los beneficiarios procedan a reinscribirse, llegado el momento.

El salvadoreño Rutilio Rivera, residente en Maryland, comenta que siente bastante confusión por todo lo que se dice al respecto, pero que está dispuesto a sumarse -en la medida que le sea posible- a esfuerzos para luchar junto a otros de sus compatriotas por conseguir una salida definitiva a su estancia legal en Estados Unidos.