Abogada recomienda a ‘tepesianos’ no tomar decisiones apresuradas

Existen posibilidades de ajuste migratorio bajo la ley sin necesidad de poner en riesgo su futuro en Estados Unidos

El TPS es un programa temporal y renovable que brinda alivio a la deportación y acceso a un permiso de trabajo para ciudadanos extranjeros de ciertos países que no pueden regresar de manera segura a su país de origen debido a desastres naturales, conflictos armados u otras condiciones extraordinarias. Foto Archivo EFE
Hernando Amaya / Inmigración.com

LAS VEGAS, NEVADA.- Los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) a los que el gobierno de Estados Unidos les dio un plazo prudencial para hacer una transición a otra forma de residencia legal, deben considerar todas las opciones bajo la ley y no tomar decisiones precipitadas que puedan afectar su estadía en un futuro, recomendó la abogada de inmigración, Kathia Pereira.

En entrevista con el programa de radio “Tu Voz, Tu Derecho” de inmigración.com, la abogada sugirió a los beneficiarios de TPS que tienen un familiar (hijo ciudadano mayor de 21 años, esposo(a) ciudadano Americano) que les pidan hacer cuanto antes la petición para legalizarles su residencia permanente en Estados Unidos, bajo los requisitos de ley.

También pueden hacerlo con peticiones de otros familiares como sus padres o hermanos, dijo. Otra opción, aunque menor, es pensar en una visa de inversionista.

La abogada de inmigración, Kathia Pereira, recomienda a los beneficiarios del TPS, no apresurarse a tomar decisiones que pueden ser equivocadas para su futuro en este país y les pide tener cuidado de estafadores. Foto Archivo Inmigración.com

Para aquellos que están contemplando salir de Estados Unidos les recomienda analizar otras posibilidades durante el tiempo de estadía que les concedió el gobierno antes de tomar esta decisión que considera no es acertada. “Confío en que se va a encontrar una solución para legalizar a las personas con TPS”, sostuvo Pereira.

En el caso de las personas que tienen bienes e inversiones en EE.UU., la abogada recordó que sus propiedades siguen siendo de ellos, aún en el caso de que decidieran irse. Deben darle una ‘carta-poder’ a un familiar o persona de confianza para que rente su propiedad y les envíe el dinero.

De igual forma si tienen hijos menores de edad, tienen que dejar una autorización por escrito a la persona que se va a quedar a cargo de ellos.

En relación con las declaraciones de impuestos les pidió a los afectados con la terminación del TPS que sigan cumpliendo con este deber. “El privilegio de poder trabajar en este país viene con la responsabilidad de pagar los impuestos de ley”, reiteró.

Sobre la renovación del TPS la abogada recordó que en este momento los que están haciendo la re-inscripción son los hondureños y nicaragüenses. “Para los hondureños únicamente tienen que hacer la forma I-821, no la forma del permiso de trabajo porque la extensión que se les dio fue de tan solo seis meses y ya después se decidirá lo que va a pasar con ellos”.