Presidente de Cámara de Comercio Latina pide a los políticos dejar de jugar con los “dreamers”

“Espero que los dos partidos políticos dejen este juego porque estamos hablando de vidas humanas. Ellos tienen que reunirse para buscar una solución definitiva porque hemos llegado a un punto crítico, y no es justo con los “dreamers” que están ayudando a la economía del país”: Peter Guzmán

El presidente de la Cámara de Comercio Latina, en Las Vegas, NV, Peter Guzmán, hace un llamado a los líderes demócratas y republicanos para que dejen de jugar con los "dreamers" usándolos como arma de campaña política y produzcan una legislación que les permita vivir en el país legalmente. Foto Inmigración.com / Cortesía Peter Guzmán
Hernando Amaya / Inmigración.com

LAS VEGAS, NV.- Para el presidente de la Cámara de Comercio Latina, en Las Vegas, Nevada, Peter Guzmán, el problema al que se enfrentan hoy los “dreamers” se debe a que el tema migratorio se ha politizado y ha sido usado como un arma de campaña sin tener en cuenta que de por medio hay vidas humanas con las que se está jugando.

“Yo espero que los dos partidos políticos dejen este juego porque estamos hablando de vidas humanas. Ellos tiene que reunirse para buscar una solución definitiva a esta situación”, sostuvo. “Llevamos muchos años en esto y hemos llegado a un punto crítico, esto no es justo especialmente con los “dreamers” que están ayudando a este país y a la economía”.

Guzmán sostuvo que esta situación empezó hace años cuando el presidente Barack Obama pidió el voto hispano y lo logró pero no hizo nada. “Trabajó en la reforma a la salud que también era necesaria pero con el congreso a su favor no sacó adelante una reforma migratoria. El senador McCain y el senador Rubio también lo intentaron pero no los apoyaron”, recordó.

El líder empresarial dijo que “el presidente Trump también está jugando y ofreció legalizar a 1.8 millones de jóvenes si le daban el dinero para el muro pero los demócratas se opusieron. Lo que hay que hacer es dejar de hablar de campañas políticas y empezar a hablar de personas”.

Según el acuerdo al que llegaron demócratas y republicanos en el congreso el 22 de marzo de 2018 para aprobar el presupuesto público de la nación, incluyó 1.6 billones de dólares para el muro, 700 billones para el ejército, entre otros rubros, sin que por ninguna parte se mencionara a los “dreamers” dentro de las negociaciones. “Ya nadie habla de los “dreamers”, reiteró.

Otro grupo afectado es el de cerca de 340.000 personas amparadas por años bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS) que a juicio de Guzmán es algo que también se puede arreglar. “Si son personas trabajadoras, sin antecedentes criminales, se pueden ayudar. De nuevo, lo que se ve es que estos temas definitivamente son tratados para usar en campañas políticas”.

En cuanto al impacto en la economía por la falta de permisos de trabajo de los “dreamers”, dijo que todavía no se ha visto un efecto por la salida del mercado laboral de personas capacitadas como son estos jóvenes pero puede suceder. “Ellos son educados, están contribuyendo al país y sacarlos sería horrible para la economía”, concluyó.