Qué debe hacer si la policía o un agente de inmigración lo detiene

Confiamos en la policía para que nos proteja y trate justamente, sin importar la raza, origen étnico, origen nacional, ni religión.

A continuación la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) le aconseja que hacer en caso de tener contacto con la policía y le ayuda a entender sus derechos

SI LO PARAN PARA CUESTIONARLO

  • Guarde la calma. No huya. No discuta, ni resista ni obstruya a la policía, aunque sea inocente y la policía esté violando sus derechos.
  • Mantenga siempre las manos donde la policía las pueda ver.
  • Pregunte si es libre para irse. Si el oficial dice que sí, aléjese con tranquilidad y en silencio. Si lo arrestan, tiene el derecho de saber por qué.
  • Usted tiene derecho de permanecer en silencio y no puede ser castigado por negarse a contestar preguntas. Si desea permanecer en silencio, dígale al oficial en voz alta. En algunos estados, tiene que dar su nombre si le piden que se identifique.
  • Usted no está obligado a dar permiso de que lo registren ni en su persona ni sus pertenencias, pero la policía puede registrarle la ropa si sospechan que tiene un arma.
  • No debe oponer resistencia física, pero tiene derecho de negar permiso a más registros. Si usted consiente, esto le puede perjudicar después en un tribunal.

SI LO PARAN EN SU VEHÍCULO

  • Pare el vehículo en un lugar seguro lo más pronto posible. Apague el auto, encienda la luz interior, abra la ventana un poco y coloque las manos sobre el volante.
  • Si se lo solicitan, muestre a la policía su licencia de conducir, registro y prueba de seguro.
  • Si un policía o agente de inmigración le pide registrar el interior de su auto, usted puede negar su permiso. Sin embargo, si la policía cree que su auto contiene evidencia de un crimen, puede registrarlo sin su permiso.
  • Tanto los conductores como los pasajeros tienen derecho a permanecer en silencio.
  • Si usted es pasajero, puede preguntar si está libre de irse. Si el oficial dice que sí, permanezca sentado en silencio o retírese con calma. Aunque el oficial diga que no, usted tiene derecho a permanecer en silencio.

SI LA POLICÍA O AGENTES DE INMIGRACIÓN LLEGAN A SU CASA

  • Si la policía o agentes de inmigración llegan a su casa, usted no tiene que dejarles entrar a menos de que ellos tengan ciertos tipos de órdenes judiciales.
  • Pida al oficial que pase la orden judicial por debajo de la puerta o que la sostenga a la ventanilla de la puerta para que usted pueda revisarla. Una orden de cateo (“search warrant”) le permite a la policía ingresar a la dirección indicada en la orden, pero los oficiales sólo pueden registrar las áreas y por los artículos que se mencionen en la orden.
  • Una orden de arresto (“arrest warrant”) le permite a la policía ingresar a la casa de la persona indicada en la orden si creen que la persona se encuentra adentro.
  • Una orden de deportación/remoción (“ICE warrant”) no les permite a los agentes ingresar a su casa sin su permiso.
  • Aun si los agentes u oficiales tienen una orden judicial, usted tiene el derecho a permanecer en silencio.
  • Si usted elige hablar con los oficiales, salga y cierre la puerta.

IMPORTANTE: Tenga en cuenta que este es un artículo informativo. No es asesoría legal.