Obtén información básica sobre la inmigración en EE.UU.

La inmigración puede parecer un proceso intimidante y complicado. Conocer los términos básicos y las agencias involucradas en la inmigración te ayudará a comprender fácilmente el proceso.

Inmigración y emigración

La inmigración viene acompañada de muchos términos, oficinas y formularios que pueden ser muy confusos. Uno de los primeros términos que todos verán es “inmigración”. Inmigración es el acto de mudarse a un país. Contrariamente, “emigración” es el acto de abandonar un país. Por ejemplo, si John se muda de Alemania a EE.UU. con una visa de inmigrante, él emigra de Alemania e inmigra a EE.UU.

Agencias de inmigración de EE.UU.

Cuando un inmigrante llega a EE.UU., existen varias agencias con las que puede comunicarse. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) es una rama del Gobierno de EE.UU. que administra muchas de las agencias que se encargan de la inmigración. Una de las misiones del DHS es hacer cumplir las leyes de inmigración para mantener al país a salvo de delitos. El DHS administra el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) y el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). El USCIS ayuda a las personas a inmigrar a EE.UU. brindándoles información útil, beneficios de ciudadanía e inmigración y ayudándoles a comprender lo que significa convertirse en ciudadano estadounidense. El CBP protege las fronteras de EE.UU., ayuda a que tengan lugar el comercio y los viajes legales, y hace cumplir las leyes de inmigración de EE.UU.

También existen Consulados y Embajadas de EE.UU. en múltiples países. Estos Consulados y Embajadas otorgan visas a los ciudadanos extranjeros para que puedan viajar a EE.UU., y ayudan a los ciudadanos estadounidenses que viajan al exterior.

Tipos de inmigración

Lo primero que la mayoría de las personas necesita para inmigrar a EE.UU. es una visa. Una visa te permitirá viajar a un puerto de entrada de EE.UU. No obstante, una visa no garantiza que se te permitirá ingresar a EE.UU. Un funcionario de Inmigración decidirá si puedes ingresar a EE.UU. cuando llegues al puerto de entrada.

Existen dos tipos de visas: la visa de no inmigrante y la de inmigrante. La visa de no inmigrante es para las personas que viajan a EE.UU. de manera temporal por motivos como turismo, negocios, tratamiento médico o trabajo temporal. La visa de inmigrante es para las personas que desean vivir de manera permanente en EE.UU. En la mayoría de los casos, una persona necesitará el patrocinio de un pariente o de un futuro empleador ciudadano estadounidense para obtener la visa de inmigrante.

Algunas personas también pueden buscar la entrada a EE.UU. a través de la condición de refugiado o asilado. La condición de asilado se otorga a las personas que están en EE.UU. y han sufrido o temen sufrir persecución en su país de origen debido a su raza, etnia, religión, origen u opinión política.

La vida en EE.UU.

Se considera a EE.UU. como un país al que las personas pueden viajar para disfrutar las libertades y oportunidades que no están disponibles en muchos otros países. La búsqueda de una vida mejor es el motivo por el que millones de inmigrantes llegaban a la Isla Ellis en Nueva York a principios de 1900, y ese sueño sigue siendo el mismo hoy. Convertirse en inmigrante puede constar de unos pasos más hoy que en ese entonces, pero es un proceso que cualquiera puede intentar realizar si tiene conocimiento básico y sólido sobre inmigración y es elegible para solicitar una visa.