Tres menores salvadoreñas fueron abusadas sexualmente en un albergue de inmigrantes en EE.UU.

"Hemos tenido reportes lamentables de abusos", dijo a la prensa la viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, quien señaló que se trata de tres adolescentes de entre 12 y 17 años de edad

La Viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, denunció el abuso sexual de tres niñas ante las autoridades de Estados Unidos. Las menores, entre 12 y 17 años, fueron separadas de sus familias y se encontraban en un albergue de Arizona. Foto Archivo EFE
EFE

SAN SALVADOR, EL SALVADOR.- Tres adolescentes salvadoreñas separadas de sus familias por la política “tolerancia cero” del Gobierno de Donald Trump fueron abusadas sexualmente en albergues en Arizona, aseguró el 30 de agosto la Cancillería del país centroamericano.

“Hemos tenido reportes lamentables de abusos”, dijo a la prensa la viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, quien señaló que se trata de tres adolescentes de entre 12 y 17 años de edad.

La funcionaria aseguró que estos abusos sexuales fueron cometidos por “personal de los albergues” para menores inmigrantes de Arizona y que están trabajando con la Justicia del país norteamericano para “proceder de acuerdo a cada uno de los casos”.

Añadió que fueron 191 menores de edad salvadoreños los que las autoridades estadounidenses separaron de sus familias al ingresar de manera irregular a ese país y que las tres jóvenes se encuentran en el grupo de 18 niños y adolescentes que no han sido reunificados.

“Estamos tratando que las autoridades agilicen la reunificación, que salgan lo más pronto posible de los albergues porque ahí es donde son más vulnerables”, acotó la funcionaria salvadoreña.

Sostuvo que “su salud está bien, pero el impacto psicológico y emocional es incalculable, para siempre” y que el país las apoyará con “asistencia psicológica para que puedan sobrevivir con esta experiencia”.

En Estados Unidos más de 2.300 niños, en su mayoría de México y de Centroamérica, fueron separados de sus familiares desde abril pasado como resultado de la aplicación de la política de “tolerancia cero” desarrollada por el presidente Trump, pero la presión interna e internacional llevaron al mandatario a suspenderla en junio.

La tensión migratoria provocada por esta política generó numerosas protestas y movilizaciones a lo largo del país norteamericano para apoyar a los inmigrantes indocumentados que buscan entrar en EE.UU. huyendo de la pobreza y la violencia.