Sindicatos apoyan a alcalde de Portland por no asistir a agentes de ICE

"Estamos orgullosos de vivir en un estado y una comunidad que llevan a cabo políticas de santuario que mantienen la aplicación de la política de inmigración del gobierno federal separada de la aplicación de la ley local", expresaron en una carta al alcalde

En julio pasado ICE cuestionó la decisión y las acciones del alcalde Wheeler de no unirse a esa agencia federal durante protestas contra la política de "cero tolerancia" del gobierno del presidente Donald Trump.
EFE

PORTLAND, OR.-Sindicatos y grupos civiles de Portland (OR) agradecieron al alcalde de esa ciudad, Ted Wheeler, por no utilizar recursos de la ciudad para colaborar con autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para repeler protestas antiinmigrantes.

“Estamos orgullosos de vivir en un estado y una comunidad que llevan a cabo políticas de santuario que mantienen la aplicación de la política de inmigración del gobierno federal separada de la aplicación de la ley local”, expresaron en una carta al alcalde.

En la misiva, la Organización Trabajos con Justicia en Portland y una docena de líderes sindicales en representación de “miles de trabajadores” invitan al alcalde a seguir con esa política.

En julio pasado ICE cuestionó la decisión y las acciones del alcalde Wheeler de no unirse a esa agencia federal durante protestas contra la política de “cero tolerancia” del gobierno del presidente Donald Trump.

“Queremos que (Wheeler) sepa que tiene nuestro apoyo en sus esfuerzos para evitar que los recursos de nuestra comunidad, incluidos los recursos policiales, se involucren en la aplicación federal de la política de inmigración”, aseguraron.

Según ICE, no intervenir con fuerzas del orden locales creó “una zona de terror y anarquía” y resultó en amenazas de violencia física y hostigamiento hacia los empleados de esa agencia migratoria.

Wheeler, sin embargo, respondió que los residentes de Portland tienen derecho a la libertad de expresión y el derecho a manifestarse contra las políticas que consideran injustas e inmorales.

“Estoy de parte de aquellos que están indignados por la separación forzada de los padres de sus hijos, familias que en muchos casos huyen de la opresión en otros países”, comentó entonces Wheeler.

Este miércoles, una Corte de Apelaciones de Estados Unidos declaró institucional la orden ejecutiva del presidente Trump, que amenaza con negar fondos a las denominadas “ciudades santuario”, que se rehúsan a programas federales migratorios que no son de obligatorio cumplimiento.