En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, Trump pidió al Congreso que “inmediatamente” acabe con lo que llamó “cadena migratoria” que permite a los estadounidenses reclamar a su familia en el extranjero y también con la lotería de visados, a la que se postulan los nacionales de países con pocos inmigrantes en EE.UU.

El congresista, quien recientemente anunció que no buscará su reelección en el Congreso de Estados Unidos, se presentó hoy al cierre de la décima Conferencia Nacional de Integración de Inmigración (NIIC) que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones de Phoenix, donde habló ampliamente de sus aspiraciones a contender por la presidencia en las elecciones de 2020

“Cities for Citizenship” es una iniciativa presidida por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, y el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti., y revela que en la actualidad hay 8.8 millones de residentes permanentes legales elegibles para la ciudadanía, el 52% de los cuales siguen siendo de bajos ingresos

La invitación del mexicano a otros beneficiados por la Acción Diferida, a quienes se conoce como “soñadores”, llega durante una semana de intensa campaña de presión a los legisladores para que aprueben, antes que culmine el año, una ley “limpia” que legalice a los soñadores, sin afectar a otros inmigrantes

Los activistas, de diferentes grupos defensores de inmigrantes, se dirigieron especialmente al legislador Mario Díaz-Balart y al senador Marco Rubio, ambos representantes de Florida, donde viven 45.000 “tepesianos” y el tercer estado con más beneficiarios de este permiso después de California y Texas

Pidieron a legisladores y a los líderes de ambas cámaras que aceptaran un “acta limpia para soñadores” y que protegieran a las familias amenazadas por las eliminaciones del TPS antes de que los congresistas se vayan de vacaciones por Navidad bajo el lema “Un sueño para las fiestas”