Mujeres de la caravana inician huelga de hambre para presionar solicitudes de asilo

En conferencia de prensa, los migrantes anunciaron, por medio de una comisión, una huelga de hambre de 15 mujeres, a partir del jueves 29, como una forma de presión para pedir que el Gobierno de Estados Unidos aumente el número de peticiones de asilo que tramita diariamente

Migrantes apostados en la ciudad mexicana de Tijuana anunciaron una huelga de hambre a partir del jueves 29 de noviembre, como una forma de presión para pedir que el Gobierno de Estados Unidos aumente el número de peticiones de asilo que tramita diariamente. Foto EFE/Alejandro Zepeda
EFE

Tijuana, MX.- La desesperación se apodera de los integrantes de la caravana que desde hace varios días espera en un albergue de Tijuana, que ya es insuficiente, a que el gobierno de Estados Unidos acelere el proceso de solicitudes de asilo.

En conferencia de prensa, los migrantes anunciaron, por medio de una comisión, una huelga de hambre de 15 mujeres, a partir del jueves 29, como una forma de presión para pedir que el Gobierno de Estados Unidos aumente el número de peticiones de asilo que tramita diariamente.

“Vamos iniciar una huelga de hambre”, dijo Xóchitl Castillo, quien explicó que la acción la llevarán a cabo frente a las oficinas del INM en la garita de El Chaparral y será “por tiempo indefinido”.

Tras la conferencia, los centroamericanos intentaron caminar de forma pacífica hasta las instalaciones del INM en la garita de “El Chaparral”, pero un retén de la Policía Federal se los impidió.

Por otra parte, un acompañante de la caravana, David Abud, calificó de ilegal la lista que se ha integrado para pedir asilo.

“Hay 6.000 personas que están esperando turno para pedir asilo ¿cuánto tiempo van a tener que esperar para poder ejercer un derecho humano como lo es la petición de asilo?”, cuestionó.

Abud dijo que esa lista es una táctica del Gobierno de Estados Unidos “para que la gente se desespere, regrese a su país y pierda ese derecho”.

Amnistía Internacional denunció el martes que el proceso para pedir asilo no es transparente, ya que “las autoridades estadounidenses y mexicanas exigen ilícitamente a las personas solicitantes de asilo que se inscriban en una lista en el lado de Tijuana en lugar de permitir que soliciten asilo directamente en la frontera”.

Entretanto, el hacinamiento en el albergue instalado por el gobierno local, las precarias condiciones de salubridad y las enfermedades entre los integrantes de la caravana, hacen que la situación de crisis humanitaria empeore, sin que se vea una solución pronta.