México es inseguro para migrantes y refugiados, según Médicos Sin Fronteras

"Estamos viendo una población que cada vez está más atrapada en México. No pueden regresar a los países de los que han huido y ahora no pueden buscar protección en Estados Unidos porque las políticas de su administración son cada vez más crueles e inhumanas", coordinador general de operaciones de MSF en Latinoamérica, Marc Bosch

Fotografía de archivo del 2 de junio de 2017, que muestra a un matrimonio de ciudadanos centroamericanos a su paso por el municipio de lechería, en el estado de México (México). Foto EFE/Archivo
EFE

MÉXICO.- México es un país inseguro para los migrantes y refugiados que huyen de las naciones centroamericanas, puesto que están expuestos al incremento de la violencia que sufre el país, aseguró hoy Médicos Sin Fronteras (MSF) en un comunicado.

De acuerdo con la organización, el endurecimiento de las políticas migratorias de Estados Unidos provoca que muchas personas que huyen de la violencia de Honduras, Guatemala y El Salvador se acaben quedando en México, donde están “expuestos a bandas criminales que los explotan y victimizan de forma sistemática”.

“Estamos viendo una población que cada vez está más atrapada en México. No pueden regresar a los países de los que han huido y ahora no pueden buscar protección en Estados Unidos porque las políticas de su administración son cada vez más crueles e inhumanas”, explicó Marc Bosch, coordinador general de operaciones de MSF en Latinoamérica, según el comunicado.

El 68 % de los refugiados y migrantes entrevistados por MSF a lo largo de la ruta migratoria que cruza México han sido expuestos a la violencia y cerca de un tercio de las mujeres entrevistadas fueron abusadas sexualmente.

De acuerdo con la organización, pandillas criminales relacionadas con la Mara Salvatrucha “están operando ya en el sur de México y son responsables de parte de los ataques contra migrantes”.

Una de cada cuatro consultas atendidas por MSF están relacionadas con la violencia, cuyos pacientes presentan ansiedad, depresión y estrés postraumático, entre otras afectaciones, informó la organización.

“Mujeres, niños y miembros de la comunidad LGTB son más vulnerables a la violencia y requieren medidas específicas de protección que no están implementadas de forma efectiva en México”, añade el comunicado.

Miles de migrantes indocumentados cruzan cada año el territorio mexicano con rumbo a Estados Unidos, un recorrido en el que están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas.