Lucha de los “soñadores” inspira canción que se estrenará en Berkeley

"Muchas personas no simpatizan o no tienen empatía con los inmigrantes, porque no comprenden todas las dificultades que atraviesan", Jimmy López, autor de la composición

Fotografía cedida donde aparece el peruano Jimmy López, de 39 años, responsable de la composición musical de la obra "Dreamer" de "Cal Performances" que se estrenará en marzo de 2019 en la Universidad de California en Berkeley. Foto EFE/Franciel Braga/Cal Performances
EFE

LOS ÁNGELES, CA.- La lucha de los “soñadores” sirve de inspiración para la composición de un oratorio para solista soprano que tendrá por objetivo “sensibilizar” al público sobre la “realidad” que viven estos jóvenes indocumentados a partir de su estreno en 2019 en la Universidad de California en Berkeley.

“Muchas personas no simpatizan o no tienen empatía con los inmigrantes, porque no comprenden todas las dificultades que atraviesan”, dijo hoy a Efe el peruano Jimmy López, de 39 años, responsable de la composición, mientras que el libreto lo escribirá el dramaturgo cubano-estadounidense Nilo Cruz.

El compositor de “Cal Performances”, de este prestigioso centro universitario, explicó que el “arte es un gran vehículo” para comunicar y que esperan que esta pieza sirva para que los estadounidenses brinden, al menos, “apoyo moral” a estos jóvenes que llegaron al país de manera ilegal cuando eran niños.

El título de este oratorio de 45 minutos será “Dreamer” y su estreno está previsto para marzo de 2019 en Berkeley bajo la conducción del director finés Esa-Pekka Salonen, que estará al frente de la Orquesta Filarmónica de Londres.

“El concepto es que, a partir de entrevistas con ‘soñadores’, vamos a relatar en un solo personaje las dificultades de la vida real”, describió López.

“Desde cruzar de niños la frontera, adaptarse a una nueva cultura con otro idioma y hacerse adultos con esperanzas de un futuro mejor o la incertidumbre de hoy”, señaló el músico, quien además consultará a organizaciones comunitarias que abogan por los derechos de estos inmigrantes para conocer más de cerca su situación.

Cerca de 800.000 “soñadores” lograron en 2012 un estatus migratorio temporal gracias al programa que el entonces presidente, Barack Obama, creó para evitarles del riesgo de la deportación y darles además un permiso de trabajo.

Sin embargo, en septiembre pasado, la Administración del presidente Donald Trump anunció que cancelará este programa y dio seis meses de margen para que el Congreso apruebe una medida que legalice la situación de estos jóvenes de manera definitiva, aunque hasta el momento no han logrado alcanzar un acuerdo.

Nilo Cruz dijo a Efe que él es otro “soñador” porque junto a su familia emigró a EEUU a los 9 años después de ser “desterrado” de su natal Matanzas, en Cuba.

“Junto a Jimmy haremos las entrevistas a los ‘soñadores’. Yo escribiré un texto y lo que queremos con la obra musical es darles una voz”, declaró Cruz sobre la pieza, un oratorio para solista soprano, con coros y orquesta.

“Ese estado de limbo en que están los ‘soñadores’ es algo emocional que lo podemos expresar con música”, declaró el autor, que confía en reflejar en su libreto los sentimientos de esos jóvenes indocumentados, que durante años vivieron en un limbo legal y con el temor de ser deportados.

En este proyecto, que recibió recientemente un gran impulso al ganar una beca de 150.000 dólares para la creación de “arte de significado duradero” por parte de la Fundación William y Flora Hewlett, figura además otro inmigrante, el argentino Matías Tarnopolsky, director artístico de Cal Performances.

Tarnopolsky destacó en declaraciones a Efe que “la música ayuda a expresar ideas que con palabras solas no podemos expresar”.

“En manos de grandes artistas de nivel mundial y el poder de la música podemos dar nuestra contribución para cambiar la manera en que nuestra sociedad enfrenta estas situaciones profundamente dolorosas”, indicó.