El Gobierno renueva el estatus de protección temporal para Somalia

Según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), las condiciones existentes en Somalia llevaron al Ejecutivo norteamericano a inclinarse por ampliar otros 18 meses la vigencia de este amparo, que les permite trabajar regularmente

Vista de una de las calles de la ciudad de Mogadiscio tras un atentado con coche bomba, en Somalia. Foto EFE/Archivo
EFE

WASHINGTON, DC.- El Gobierno decidió renovar el estatus de protección temporal (TPS, en inglés) para los inmigrantes procedentes de Somalia. 

Según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), las condiciones existentes en Somalia llevaron al Ejecutivo norteamericano a inclinarse por ampliar otros 18 meses la vigencia de este amparo, que les permite trabajar regularmente.

Este sistema de estatus migratorio fue creado para aquellas personas procedentes de países que están en conflicto o que han sido afectados por una catástrofe natural.

El TPS para los somalíes seguirá vigente al menos hasta el 17 de marzo de 2020, cuando el DHS tendrá que volver a posicionarse a favor o en contra de que este se mantenga.

Actualmente, cerca de 500 ciudadanos del país africano se benefician de este recurso y podrán volver a registrarse en el sistema, que también permitirá el acceso a quienes hayan residido en el país desde mayo de 2012 y no lo hayan abandonado desde septiembre de ese año.

La nueva extensión alivia las preocupaciones de este grupo de somalíes y se produce en un contexto en el que el Gobierno del presidente, Donald Trump, ya ha acabado con los TPS de países como Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Por su parte, Oxfam America dijo estar “aliviado” por la decisión de extender el estatus, pero lamentó que este no sea rediseñado, “dejando a muchos somalíes en EE.UU. en riesgo de ser forzosamente devueltos a uno de los conflictos más largos del planeta”.

Los atentados de Al Shabab (red de Al Qaeda) son frecuentes en Somalia, país que en octubre de 2017 sufrió el peor de su historia, un ataque con camiones bomba en la capital, que causó 512 muertos.

De acuerdo con analistas locales, los problemas internos del Gobierno y su distanciamiento con la cúpula del Ejército han permitido a los yihadistas recuperar su capacidad de atentar a gran escala.