Falta de oportunidades laborales, primera causa de migración de hondureños

"Las personas emigran porque quieren una mejor oportunidad laboral, al no encontrarla abiertamente en el país, creen que saliendo pueden tener esa oportunidad", dijo a Efe la coordinadora nacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Honduras, Rosibel Garay

Vista general de empleados de Migración asistentes a un taller el 25 de septiembre de 2018 en la capital hondureña. La búsqueda de mejores oportunidades laborales es la principal causa de la migración de ciudadanos de Honduras, dijeron hoy a Efe expertos en Tegucigalpa, que abogaron por el fortalecimiento de los mecanismos de atención y protección de las personas trabajadoras migrantes. Foto EFE/Humberto Espinoza
EFE

TEGUCIGALPA, HON.- La búsqueda de mejores oportunidades laborales es la principal causa de la migración de ciudadanos de Honduras, dijeron hoy a Efe expertos en Tegucigalpa, que abogaron por el fortalecimiento de los mecanismos de atención y protección de las personas trabajadoras migrantes.

“Las personas emigran porque quieren una mejor oportunidad laboral, al no encontrarla abiertamente en el país, creen que saliendo pueden tener esa oportunidad”, dijo a Efe la coordinadora nacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Honduras, Rosibel Garay.

No obstante, señaló que esas personas cuando emigran “se encuentran con situaciones totalmente distintas, porque están carentes de toda la protección de sus derechos, pese a que migrar también es un derecho”.

En la inauguración en Tegucigalpa del Taller sobre Migración Laboral y Protección de las Personas Trabajadoras Migrantes, Garay indicó que es necesario que los migrantes “tengan información” sobre adonde “pueden dirigirse” y conocer “cuáles son los derechos que tienen” en un país de acogida o de tránsito.

“No podemos hablar de crecimiento económico y desarrollo sostenible, si no hablamos de protección social para las personas”, destacó la funcionaria de la OIT.

Resaltó que muchas de las personas que emigran de forma irregular, principalmente a Estados Unidos, son víctimas de múltiples atropellos y violaciones de sus derechos.

Garay enfatizó que cualquier trabajo debe tener al menos tres condiciones básicas: la protección social, un ingreso justo y la protección de sus familias.

Además, insistió en la importancia de “empoderar” a los ciudadanos al momento de emigrar para que sepan “qué puede hacer, dónde acudir y qué derechos puede exigir”.

En declaraciones a Efe, la directora del Instituto Nacional de Migración de Honduras, Carolina Menjivar, coincidió con Garay sobre que la falta de oportunidades laborales es la principal causa por la que las personas migran.

Afirmó que Honduras se ha convertido en los últimos años en “un país expulsor” de su población que busca “mejores oportunidades en otros países”.

Sin embargo, Menjivar indicó que el Gobierno hondureño promueve la migración regular, ya que “la irregularidad siempre conlleva vulnerabilidad y violación de derechos”.

“El Gobierno trabaja en crear oportunidades a través de la inversión”, enfatizó la funcionaria, quien dijo que en Honduras trabajan alrededor de 28.000 ciudadanos extranjeros.

Por su parte, la oficial de proyectos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Honduras, Likza Salazar, dijo a Efe que los trabajadores migrantes en situación irregular, en muchas ocasiones, se ven “sometidos a trabajos forzados, no tienen una remuneración adecuada y no gozan de derechos”.

Ante ello, Salazar considera que es necesario “sensibilizar y socializar” con las personas trabajadoras migrantes y los empleadores sobre sus derechos.