Expertos advierten en Honduras que racismo y discriminación aumentan en EE.UU.

Sally Valladares, coordinadora del Observatorio de las Migraciones Internacionales en Honduras, dijo que "Ante las dinámicas del racismo, crítica y articulación política", que la violencia que afecta a los inmigrantes es generada por "una tolerancia por parte del Estado (de Estados Unidos) en función de un discurso anti-inmigrante"

La coordinadora del Observatorio de las Migraciones Internacionales en Honduras, Sally Valladares (izq.), junto a Jorge Daniel Vásquez (der.), docente en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, durante la conferencia "Ante las dinámicas del racismo, crítica y articulación política" el jueves 9 de agosto de 2018 en Tegucigalpa. Foto EFE/Gustavo Amador
EFE

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Expertos advirtieron hoy en Honduras que el racismo y la discriminación ha aumentado en Estados Unidos por las políticas de migración del presidente Donald Trump.

“Antes existía algún tipo de violencia contra la población migrante, pero ahora vemos que se hace más frecuente ese tipo de violencia”, dijo a Efe Sally Valladares, coordinadora del Observatorio de las Migraciones Internacionales en Honduras.

Valladares agregó, tras inaugurar la conferencia “Ante las dinámicas del racismo, crítica y articulación política”, que la violencia que afecta a los inmigrantes es generada por “una tolerancia por parte del Estado (de Estados Unidos) en función de un discurso anti-inmigrante”.

Señaló que ese discurso causa “discriminación hacia la población migrante latina”, comunidad que, además, sufre “una afectación en sus relaciones sociales y actividades” en Estados Unidos.

“La población latina es un blanco de ataque, ya no solamente son hechos aislados, son cada vez más frecuentes las denuncias que están presentando por discriminación en centros laborales y espacios comunes donde las personas están viviendo”, subrayó Valladares.

Destacó que la polémica estrategia de Estados Unidos de “tolerancia cero” contra la inmigración, la cual fue suspendida a finales de junio por las enormes críticas recibidas, ha creado “una reacción negativa” hacia los inmigrantes en el país del norte.

“La imputación de cargos criminales a partir de la política de ‘tolerancia cero’ a cualquier persona que ingrese (a Estados Unidos) indocumentada coloca al migrante como una persona criminal y se mandan mensajes de que los migrantes son criminales”, explicó.

Los migrantes latinoamericanos sufren una “amenaza de una deportación” y “el rechazo de la misma sociedad que está siendo propiciado por la tolerancia del Estado”, añadió.

Valladares enfatizó que el ataque a los latinoamericanos, especialmente mexicanos y centroamericanos, en Estados Unidos “es por ser migrante”.

“Hay una situación muy compleja desde todas las perspectivas para las personas migrantes”, señaló, y aseguró que desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, asumió el poder a inicios de 2017 han “aumentado las expresiones racistas” hacia los migrantes.

Resaltó que una de las consecuencias de la política “tolerancia cero” es que “la población estadounidense que tenía reprimido ese sentimiento de racismo, ya lo expresa y concreta ese odio hacia la población migrante”.

Valladares lamentó que las causas que provocan la migración irregular “no han cambiado” en los países latinoamericanos, y afirmó que el 60 por ciento de los hondureños, especialmente jóvenes, tiene “intención de migrar”.

Por su parte, el ecuatoriano Jorge Vásquez, docente en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, dijo en la conferencia que los migrantes en Estados Unidos sufren racismo y discriminación.

“Las personas de determinados grupos étnicos o los migrantes son asignados a trabajos más pesados, lo que se traduce en una división racial que se reproduce a nivel global”, explicó Vásquez.

Señaló que las crisis económicas de los países pueden “resolverse a través del racismo”.

El experto ecuatoriano expuso, además, sobre el efecto por la lucha racial en Estadios Unidos, la exacerbación entre racismo y hostilidad anti-inmigrante, la brutalidad policial y el encarcelamiento selectivo que afecta a latinoamericanos.

La conferencia fue auspiciada por la Unión Europea y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), en el marco del programa Eurolabor-Fomento que promueve el empleo juvenil y la prevención de la migración.