EE.UU. verifica esfuerzos para reducir inmigración irregular

“El Salvador es el único país en el Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) que ha visto una reducción en la inmigración ilegal este año, casi el 50% menos que el 2017”, subsecretario de Estado para Asuntos Consulares de Estados Unidos, Carl Risch

Inmigrantes centroamericanos viajan en el tren conocido como "La Bestia", que recorre México de Sur a Norte hasta la frontera con EE.UU. Foto Cortesía
EFE

SAN SALVADOR.- El subsecretario de Estado para Asuntos Consulares de Estados Unidos, Carl Risch, llegó el martes a El Salvador como parte de una gira que incluye Honduras y Guatemala, a fin de conocer los esfuerzos que se hacen para disuadir y reducir la inmigración irregular en la región.

“El Salvador es el único país en el Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) que ha visto una reducción en la inmigración ilegal este año, casi el 50% menos que el 2017”, dijo el funcionario estadounidense en conferencia de prensa junto a la embajadora de ese país, Jean E. Manes.

Risch señaló que “la cantidad de arrestos y detenciones de niños no acompañados, también ha disminuido significativamente”, lo que calificó como buenas noticias, pero afirmó que “aún hay mucho trabajo por hacer”.

Durante su visita a los países del Triángulo Norte se reunirá con funcionarios de los respectivos gobiernos para discutir una variedad de temas consulares y verificará las operaciones consulares en las embajadas de las tres naciones.

Risch destacó que la reducción de la inmigración irregular desde El Salvador ha sido gracias al trabajo conjunto que su país realiza con el gobierno salvadoreño.

Estados Unidos ha comprometido más de dos mil millones de dólares en ayuda para Centroamérica en el año fiscal y Risch dijo que trabajan con los gobiernos, sector privado, organizaciones internacionales y sociedad civil para encontrar soluciones estables para los desafíos de la región.

El diplomático aprovechó para reiterar que la inmigración legal, tramitando una visa, es el único camino seguro y legal para entrar a los Estados Unidos.

“No recomendamos que se viaje a Estados Unidos con coyotes u otros traficantes ilegales, si alguien les dice que pude hacerlos llegar a Estados Unidos sin pasar asuntos legales, no les crean, es posible que a ustedes se les procese y regresen a El Salvador”, agregó.

Por su parte, la embajadora Manes destacó que contrario a Guatemala y Honduras, “los números en El Salvador de la inmigración irregular se ha reducido en una cifra impresionante”.

Sin embargo, reconoció que los avances son frágiles y “hay muchos retos en el tema de la economía, de crear buen empleo y seguimos invirtiendo en mejorar el clima de inversión para traer más empleo”.

Según estadísticas de la Dirección General de Migración y Extranjería de El Salvador, hasta el 23 de julio 13.840 salvadoreños fueron repatriados desde México y Estados Unidos, mientras que en el 2017 fueron 16.333. Del total de repatriados, 8.226 llegaron desde Estados Unidos y 5.475 desde México. Estados Unidos deportó a 51 niños, mientras que en el 2017 la cifra alcanzó 152 infantes.