Demandan a EE.UU. por pregunta sobre nacionalidad en el censo

La demanda asevera que la animosidad racial fue el motivo del anuncio reciente de que en el censo del 2020 se incluirá una pregunta sobre la ciudadanía de la persona, lo que no ocurre desde 1950

Foto Cortesía Census.gov
Prensa Asociada

NUEVA YORK, NY.- Defensores de derechos civiles en Estados Unidos demandaron el miércoles al gobierno por su plan para incluir una pregunta en el censo sobre ciudadanía, por considerarla un intento anticonstitucional discriminatorio con los inmigrantes.

La demanda contra el Departamento de Comercio, de parte de diversos grupos de activistas, fue presentada en un tribunal federal de Manhattan.

Asevera que la animosidad racial fue el motivo del anuncio reciente de que en el censo del 2020 se incluirá una pregunta sobre la ciudadanía de la persona, lo que no ocurre desde 1950.

La demanda, introducida por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y otras agrupaciones, denuncia que la pregunta es discriminatoria contra inmigrantes y sembrará el temor entre sus comunidades. Argumenta que la participación en el censo decaerá y con ella la participación política y económica de esas comunidades.

El secretario de Comercio Wilbur Ross anunció en marzo la inclusión de la pregunta argumentando que era necesaria para asegurar la aplicación de una ley que consagra la representación política de los grupos minoritarios. En Estados Unidos en Departamento de Comercio es la entidad a cargo del conteo demográfico.

El anuncio conllevó a varias demandas, incluyendo una en California, el estado más poblado de la nación y con la mayor concentración de extranjeros, y otra en Nueva York presentada por 17 fiscales generales demócratas, el Distrito de Columbia, seis municipalidades y la Asociación Nacional de Alcaldes.

Donna Lieberman, directora de la ACLU Nueva York, emitió un comunicado denunciando que el gobierno de Donald Trump está “desvergonzadamente usando el censo para librar su guerra contra las comunidades negras, de inmigrantes y de los pobres”.

“Los neoyorquinos se negarán a ser ignorados, discriminados o empujados a las sombras”, agregó.

El Departamento de Justicia no respondió de inmediato a una solicitud de comentario.

El censo en Estados Unidos se realiza cada diez años y sus resultados se usan para determinar el número de escaños de cada estado en la Cámara de Representantes, y para las asignaciones de fondos federales a cada localidad.

Entre los demandantes están la New York Immigration Coalition (Coalición de Inmigrantes de Nueva York), el American-Arab Anti-Discrimination Committee (Comité Árabe Estadounidense contra la Discriminación) y otros. Aparte del Departamento de Comercio y Ross, los demandados son la Oficina del Censo y su director, Ron Jarmin.