Defensores del DACA aluden al respaldo judicial para mantener su vigencia

"Es importante saber que todos los jueces federales que han tratado este caso exigieron al presidente Donald Trump que continuara con este proceso y aceptara nuevas solicitudes para DACA, mientras se resuelve la situación legal en el Congreso", presidente de Maldef, Thomas Saenz

Cientos de jóvenes soñadores de diferentes estados del país marchan durante una manifestación para pedir la aprobación de la ley Clean Dream Act, frente al Capitolio en Washington, DC. Foto EFE/Archivo
EFE

AUSTIN, TX.- El Fondo México-Estadounidense para la Defensa Legal (Maldef) subrayó “el respaldo judicial” de varios tribunales estadounidenses a la legalidad del programa de Acción Diferida (DACA) frente a las demandas de estados como Texas, que abogan por su bloqueo.

“Es importante saber que todos los jueces federales que han tratado este caso exigieron al presidente Donald Trump que continuara con este proceso y aceptara nuevas solicitudes para DACA, mientras se resuelve la situación legal en el Congreso”, explicó el presidente de Maldef, Thomas Saenz, en una rueda de prensa.

El próximo 8 de agosto, esta organización pro derechos civiles representará a un grupo de 22 jóvenes inmigrantes que decidieron intervenir en la demanda interpuesta por el fiscal general de Texas, Ken Paxton, para eliminar esta iniciativa migratoria.

El letrado solicitó un requerimiento, junto a otros seis fiscales estatales, contra la Administración Trump por haber mantenido la iniciativa que protege de la deportación a 690.000 “soñadores” que llegaron al país siendo niños.

Paxton alegó que el programa, proclamado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama (2009-2017), no debería tener validez puesto que el Ejecutivo no tiene poder para dar forma a las leyes migratorias, ya que, subrayó, esa capacidad le corresponde exclusivamente a la rama legislativa.

En la conferencia de prensa, Saenz alertó de que, en el caso de Texas, los mandatarios republicanos han tratado de poner trabas al programa migratorio desde el comienzo de la iniciativa.

Otro de los argumentos que presentarán ante el jurado será la distinción entre DACA y el amparo migratorio a los padres indocumentados de hijos con ciudadanía o residencia, conocido como DAPA, que fue cancelado el año pasado.

La vicepresidenta de abogacía de Maldef, Nina Perales, remarcó que, incluso en aquella ocasión, los jueces exigieron al Gobierno que continuara con las renovaciones y nuevas solicitudes de DACA.

Perales aseguró que esta nueva demanda solo conlleva “daños” e incertidumbre para el futuro de la comunidad migrante.

Carla Pérez, beneficiaria del DACA, manifestó en la misma rueda de prensa que el programa le permitió “no solo permanecer en el país”, sino acceder a una educación avanzada y alcanzar “el trabajo de su vida”.

Los estados con más “soñadores” son California y Texas, donde viven más de 100.000 beneficiarios de DACA, según datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).