Comienza la Caminata del Migrante para honrar a los fallecidos en el desierto

Durante los siguientes siete días, 50 personas recorrerán la misma ruta que usan los inmigrantes para cruzar el desierto, donde tan solo durante el presente año fiscal 2018 han fallecido 58 personas

Varias personas sujetan cruces blancas con las que participarán en una caminata que se realiza cada año desde hace 15 para honrar a los inmigrantes fallecidos en el cruce del desierto de Arizona. La caminata partió el lunes 28 de mayo de 2018, de la iglesia Presbiteriana Southside en Tucson, Arizona. Durante los siguientes siete días, 50 personas recorrerán la misma ruta que usan los inmigrantes para cruzar el desierto, donde tan solo durante el presente año fiscal 2018 han fallecido 58 personas. Foto EFE/Gary M Williams
EFE

TUCSON, AZ.- Los participantes de una caminata que se realiza cada año desde hace 15 años para honrar a los inmigrantes fallecidos en el cruce del desierto de Arizona (EE.UU.) recibieron en Tucson las cruces blancas con las que empezaron a marchar el lunes 28 de mayo.

Durante los siguientes siete días, 50 personas recorrerán la misma ruta que usan los inmigrantes para cruzar el desierto, donde tan solo durante el presente año fiscal 2018 han fallecido 58 personas.

La Caminata del Migrante comenzó en la población fronteriza de Sasabe, Sonora (México), desde donde los participantes cruzaron la frontera y tras hacer la travesía del desierto se proponen llegar nuevamente a la ciudad de Tucson el domingo 3 de junio.

Además de las cruces de color blanco, esta vez el grupo también lleva consigo la imagen de la joven guatemalteca Claudia Patricia Gómez González, de 20 años de edad, quien murió la semana pasada a manos de un agente de la Patrulla Fronteriza en Texas.

Al término del año fiscal 2017, un total de 147 inmigrantes fallecieron en la frontera de Arizona, de acuerdo con cifras de la Oficina del Médico Forense del condado Pima.

“Nuevamente estamos aquí, 15 años después seguimos caminando para recordar a nuestros hermanos y hermanas que han fallecido no buscando el ‘sueño americano’, sino ‘el sueño humano'”, dijo a Efe Margo Cowan, quien ha participado en cada una de las caminatas.

La activista y abogada de inmigración está convencida que por cada cuerpo o restos humanos que se han encontrado en el desierto, por lo menos otros 10 no han sido contabilizados.

“Es una caminata difícil, no por el aspecto físico, sino emocional, al pensar en todos esos padres, madres, hermanos, hermanas que fallecieron en esta frontera”, dijo Cowan al término de una conferencia de prensa en la Iglesia Presbiteriana del Sur en la ciudad de Tucson.

Kat Rodríguez, quien ayuda a organizar la caminata desde sus inicios en el año 2004, señaló a Efe que “por 15 años hemos demandado y continuaremos demandando un alto a la militarización de la frontera y una política que solo divide familias y fomenta las muertes en la frontera”.

El grupo estima que desde 1990 más de 7.000 inmigrantes han muerto en su intento por cruzar la frontera entre Estados Unidos y México.